Saltar al contenido

Rafael Correa Delgado: «Soy un defensor del Socialismo del Mundo»

El expresidente de Ecuador aseguró que La izquierda a la que pertenece está a favor de la vida y del verdadero desarrollo

«La izquierda no puede permitir que la derecha nos robe conceptos tan sagrados como la libertad, que para ellos es la no intervención, para nosotros es la no dominación, crear oportunidad en educación, en salud, y se puede competir entre sí».

Habla Rafael Correa, expresidente de Ecuador, fundador del Grupo de Puebla al que pertenecen, entre otros, los presidentes Alberto Fernández, de Argentina; Luis Arce, de Bolivia; y los expresidentes Lula da Silva, de Brasil; y José Mujica, de Uruguay.

Correa, que gobernó su país de 2007 a 2017, enfrenta 39 juicios penales, por los que todavía no puede pisar su nación, denunció a su sucesor Lenín Moreno, que fue su vicepresidente, y se dijo listo para conversar con el ahora mandatario, Guillemo Lasso.

Calificado como «populista» y hasta autoritario, el exmandatario y escritor aseguró que no le gusta la política, porque «la vida pública es muy ingrata», aunque su vocación, dijo a El Heraldo de México, es servir.

«En lo personal no busco absolutamente nada, pero tampoco soy ingenuo, tengo una inmensa responsabilidad; decir «hasta aquí y ya me retiré de la política, lo intenté, (pero) nuevamente no me lo permitieron y sé que no va a ser posible, es mejor enfrentar las pruebas que nos da la vida con alegría y con optimismo».

Pero insistió: «Si quieres operar en la política como se entiende en América Latina, no me gusta, y para ayudar a nuestros países en su desarrollo se requiere captar el poder político».

Radicado ahora en Bélgica, Correa se describe a sí mismo como un defensor del «socialismo del siglo XXI», un término que algunos vinculan con expresiones del fallecido Hugo Chávez.

Pero de acuerdo con reportes publicados por la revista The Ecologist y el diario El Tiempo de Bogotá, también asumió posturas que ponen en duda esa formulación. Su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo y la defensa durante su gobierno de los intereses de inversionistas extranjeros, en especial chinos.

«Soy muy optimista y creo que haciendo bien las cosas, aumenta la participación de la izquierda en los gobiernos y con eso la esperanza de tener una AL unida que supere su desarrollo a favor de la justicia y del progreso».

Correa precisó que «la izquierda a la que pertenezco» está «a favor de la vida, de la equidad, del verdadero desarrollo, de la naturaleza, de todas las culturas de la humanidad, de la igualdad a nivel nacional e internacional, de la verdadera libertad. Es algo que nos robaron en América Latina«.

En ese marco, aseguró que «si el neoliberalismo saca a nuestros pueblos de la pobreza, yo sería el primer neoliberal».

Calificó al gobierno de Moreno, que terminó en mayo, como uno de los peores en la historia ecuatoriana: «desastroso en crecimiento, empleo y seguridad».

FUENTE: POR ROSSI SOTELO Suscribete a nuestro Canal de Youtube para mas Informacion

Periodista Ecuatoriano comprometido con la verdad absoluta.