Saltar al contenido

El Anti Correísmo (Juan Cárdenas)

No cejan en su empeño por desaparecer al Correísmo, consigna inspirada en la ideología política del odio; sólo que cada vez les resulta más difícil lograrlo, porque renace el Correísmo por todos lados, ya no solo aquí, sino que sus principios se han expandido a lugares y personajes increíbles, como el presidente del imperio, Joe Biden, quien propone que “matemos los paraísos fiscales”, porque esos nichos de opacidad financiera permiten la evasión tributaria y frenan el desarrollo de los pueblos. Opinión compartida por el G7, integrado por los 7 países más desarrollados del planeta: Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón, que también proponen la creación de un impuesto del 15% a las gigantes multinacionales tecnológicas y no solamente en sus sedes, sino donde éstas obtienen sus multimillonarias utilidades.

¿Iniciarán la cacería de brujas en contra del G7?; y luego contra el G20 que se reunirá el próximo julio en Venecia, Italia, para conocer esta propuesta del tributo mundial del 15%, pues los Ministros de Finanzas de los 7 más ricos concluyen que este impuesto será una “buena noticia” para la justicia fiscal; y una “mala noticia” para los paraísos fiscales. Recordemos que la Revolución Ciudadana propuso en consulta popular la condena a estos antros de evasión tributaria; que además prohibió que un dignatario de elección popular tenga valores en paraísos fiscales. La reacción y condena mediática fue furibunda a este avance en la verdadera transparencia y lucha contra la corrupción. ¿Tendrá la “prensa libre e independiente”, argumentos para oponerse a la tendencia mundial en contra de los paraísos fiscales y a la creación del impuesto del 15% a los rendimientos de las multinacionales, propuesto por el G7? Acá a contra reloj, quieren grabar el modesto salario básico unificado y eliminar el Impuesto a la Salida de Divisas. Quién les entiende.

Como en todo Gobierno que inicia su gestión, la integración de su Gabinete crea expectativa y esperanza. De entrada, no hay paridad de género, que no se suple con los pergaminos de los designados. Esta inclusión no es por voluntad de “buenas gentes”, es un mandato constitucional. A propósito, vimos las hojas de vida de los ungidos y entre sus perfiles y más datos publicados, consta que algunos no han presentado su Declaración Juramentada de Bienes para ante la Contraloría General de Estado, requisito constitucional insubsanable, previo a  la toma de posesión. “La gente del César no sólo tiene que ser, sino parecer honesta” 

Hay los odiadores que protegen sus parcelas de poder, amenazadas por la legítima participación del pueblo. Es entendible: nos odian porque con la transparencia y construcción de una sociedad más incluyente y solidaria, se afectan sus privilegios; pero hay el odiador chiro, víctima del síndrome de Doña Florinda y Kico, que nos odia porque así le inculcan mañana, tarde y noche, los grandes medios  privados de comunicación. Reconocen que son beneficiarios de los avances logrados en la década ganada; pero su corazón está contaminado por el odio gratuito, inconsulto y destructor. Con un pequeño ejercicio mental entenderían que son víctimas de un perverso y calculado lavado cerebral. ¿De quién?: ya saben pues, no pregunten….

Artículo firmado por Juan Cárdenas.

Suscribete a nuestro Canal de Youtube para mas Informacion